Salmorejo Cordobés con judías blancas

Dificultad: Fácil   ·  Receta: Principal     Raciones: 4 raciones  ·   Alergias: Frutos secos

Ahora que por fin empieza a picar el calor, comienza de verdad la temporada de gazpachos y salmorejos.

Un poquito de historia

Para aquellos que no seáis de España, os resumo muy brevemente que es esto del gazpacho y salmorejo. Ambas recetas son dos tipos de sopa fría de tomate muy típico en Andalucía, la zona sur de España. En concreto, el gazpacho tal y como lo conocemos hoy se remonta al siglo XVI, el cual constituía la dieta básica y casi exclusiva de los campesinos andaluces. Los ingredientes básicos del gazpacho son el tomate, pimiento, cebolla, vinagre y aceite. Aunque hoy en día hay muchísimas variantes como el ajo blanco, el gazpacho de sandía o el propio salmorejo del que hoy os hablo.

Por su parte, el salmorejo tiene sus orígenes en Córdoba (una de las provincias de Andalucía) en el siglo XIX. Muchos somos los que siempre lo hemos denominado como «gazpacho espeso» ( con perdón de los cordobeses), y es que en cierta manera, el aspecto es similar al del gazpacho pero más denso aunque a nivel de ingredientes, es más sencillo que su primo el gazpacho.

Una receta diferente

Tradicionalmente el salmorejo es una sopa espesa de tomate, aceite, ajo y pan. Pero como las tradiciones están para hacerlas evolucionar hoy os traigo este Salmorejo de judías blancas.

Esta receta es una versión a mi manera de una de las creaciones de La Gloria Vegana.  La cual me dejó sin palabras con esta super idea de combinar este plato tradicional con legumbres. Desde luego una idea original para consumir leguminosas en época de calor.

Pero como creo que nunca he sido capaz de seguir una receta al 100%, simplemente por el hecho de que me encanta ir mezclando sabores, pues terminó convirtiendose en una nueva receta que espero que haga honor a la original de La Gloria Vegana.

Nutricionalmente brutal

Seguro que a estas alturas, ya estás deseando que me calle y  que te cuente de una vez cómo hacer este espectacular salmorejo. Pero déjame contarte un poquito más aún (merece la pena).

Y es que este plato rápido y económico presenta un montón de propiedades que seguro que te van a interesar:

  • Es una fuente de antioxidantes gracias a la Vitamina C que aportan los tomates y la vitamina E del aceite de oliva virgen extra.
  • El ajo le da un efecto vasodilatador, muy beneficioso para la circulación sobre en épocas de calor.
  • Es bueno para el corazón, gracias a que la  fuente de grasa  es el aceite de oliva virgen extra crudo. 
  • Contiene propiedades nutritivas intactas al no calentarse los alimentos.
  • Aporte de proteínas al incorporar judías blancas, por lo que conseguimos una receta aún más completa nutricionalmente.

Ahora sí que sí, no me enrollo más …

¡LISTOS PARA LA ACCIÓN!

l
Ingredientes:

Para el salmorejo:

  • 800 gr tomates maduros
  • 150 gr judías blancas cocidas
  • 100 gr Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 ñora
  • Sal y pimienta al gusto

Guarnición:

  • 250 gr de judías blancas cocidas
  • 30 gr de piñones
  • 1 cdta perejil fresco
  • 1/2 cdta romero seco
  • 1/2 pepino
  • 1 tomate
  • 1 cdta de Ras El Hanout o  especia para pinchitos. En el caso que no encuentres ninguna de las dos, puedes mezclar una pizca de las siguiente especias para conseguir algo parecido:
    • Comino en polvo
    • Jenjibre
    • Cardamomo
    • Cúrucuma
    • Cilantro
    • Pimienta negra

 

?
Elaboración:
  1. Triturar todos los ingredientes para el salmorejo y restificar de sal.
  2. Pon el salmorejo en la nevera mínimo 30 min para que esté fresquito a la hora de emplatar.

Preparación del Topping:

  1. En una sartén pon unas gotitas de aceite y saltea a fuego lento las judías con el perejil y el Ras El Hanout. Ve removiéndolo  suavemente para evitar romper las judías hasta que estén tostadas.
  2. Retira las judías y conservarlas para que se vayan enfriando.
  3. Utiliza la misma sartén para tostar los piñones junto al romero. 
  4. Trocea en cuadrados pequeños el tomate y el pepino.

EMPLATADO:

Echa por encima del salmorejo los topping que has preparado y rocíalo con un chorrito de AOVE.

Además, puedes acompañarlo de regañá o picatostes.

¡Qué aproveches!

0
Nos gustan tus pensamientos, por favor comenta :).x
()
x